Turismo en Olite Bodegas en Olite Bodegas en Olite Bodegas en Olite Pinchos en Olite Comercios y servicios  en Olite Bodegas en Olite
DONDE COMER EN OLITE
La gastronomia de Navarra, a pesar de las influencias que ha recibido durante siglos de las cocinas vasca, riojana y aragonesa, ha logrado hacerse con una personalidad propia. Dichas influencias se aprecian en mayor medida en las zonas fronterizas de la comunidad: al norte con los Pirineos y al sur con multitud de valles y grandes masas arboladas que acceden a otras regiones limítrofes. Durante el siglo XX se ha realizado un esfuerzo por lograr que algunos productos cultivados en la comunidad foral posean una denominación de origen propia, tales como son los productos cultivados en las huertas navarras: espárragos, pimientos, alcachofas y las carnes como algunas razas bovinas de origen pirenaico. Así como la elaboración de productos como los quesos, la chacinería, los vinos y licores de endrinas.
Analizando las influencias existentes en la cocina navarra por productos,la gastronomía del norte de la comunidad foral, con una cultura vinculada tradicionalmente con las de las otras comunidades del valle medio del Ebro (La Rioja y Aragón) comparte con las cocinas de dichos territorios platos, ingredientes y productos como la menestra de verduras, el zurracapote (cocktail con vino) o los productos de la huerta como son los espárragos. Entre las costumbres culinarias que pueden encontrarse en la comunidad foral se cuenta con la afición por las sociedades gastronómicas, y la elaboración de pintxos.
Los espárragos han sido uno de los productos vegetales más identificativos de la comunidad foral de Navarra.
La chistorra y el chorizo de Olite son dos ejemplos de embutidos de cerdo procedente de Navarra.
BODEGAS
De los tiempos más remotos data el cultivo de la vid. Se han encontrado bodegas romanas, jarras y tinajas que se utilizaban para servir y guardar el vino, además de lápidas mortuorias en las que aparecen esculpidas parras y uvas. En el S.XIII, con los reyes de la Casa Champagne, se abre la era de la cultura en Navarra. Las tierras desoladas y en ruina por las contínuas guerras, fueron pobladas por vasallos que vinieron de Champaña, trayendo consigo las vides que plantaron junto al Castillo de Olite. El vino más característico y típico de Olite era el “Verjus” (del francés “vert jus” jugo verde), que se obtenía de las uvas agraces cultivadas en el “Jardín Viejo”. En la actualidad, Olite es considerado capital del Vino de Navarra debido además de a sus buenos caldos, a la localización en la villa, de los principales organismos vitivinícolas de la región. Sus vinos están adscritos a la Denominación de Origen Navarra, y son una clara manifestación del prestigio y alto nivel de aceptación que esta denominación tiene hoy en día, sorprendiendo con sus embotellados de vino tinto, rosado, blanco y moscateles