Entorno turístico de Olite
AGENDA


2019-07-19

Antígona y Electra en el Festival de Teatro de Olite. Un texto de Juan Carlos Ochoa


A las 10 de la noche Antigona ha estrenado el espacio de la Cava en el Festival de Teatro de Olite.
Con un aforo prácticamente lleno, y con una temperatura de 31 grados, y unas gotas de agua al comienzo de la obra.
A pesar de todo Antigona, ha estrenado el Festival de Teatro de Olite.

Antígona y Electra en el Festival de Teatro de Olite
Con Antígona y Electra de Sófocles (496-406 a. C.), la Tragedia Clásica Griega vuelve al escenario de los festivales de Olite. Una buena idea. Nuestras emociones saldrán a la luz. Decía Aristóteles que la tragedia es imitación -mímesis- de una acción seria y completa, en la que tienen lugar los actos de la persona, y que por la compasión y el temor lleva a cabo la purificación -katarsis- de las pasiones. De aquí que la Tragedia tenga una triple función: nos enseña, nos deleita y se convierte en una experiencia personal emotiva. Por una parte, nos transmite un contenido que encierra un mensaje de características morales; lección que es expresada con poesía y escenificada en imágenes como una obra de arte con belleza. Y, por otro lado, el espectador se identifica con la trama de la obra que, bajo la persuasión, hace que afloren sus emociones y sentimientos. Porque la Tragedia nos habla de las pasiones extremas y de los límites del comportamiento humano; y por esto nos lleva a experimentar, de forma íntima y reflexiva, la compasión y el temor. Y esto es lo que nos ocurrirá con Antígona y Electra en los espectáculos del teatro de Olite.
Antígona hija de Edipo, el Rey de Tebas, tiene una hermana, Ismene y un hermano, Polinices, ahora muerto. Su tío Creonte, el Rey de Tebas, prohíbe sepultar a Polinices, dice que por traición a la patria. Antígona, que para nada está de acuerdo con esta decisión, pide ayuda a su hermana Ismene, pero ésta se niega por temor a las represalias del Rey. Entonces Antígona desobedece la Ley y entierra a su hermano; y por esta rebeldía Antígona es capturada y condenada por Creonte. Al final la Tragedia se transforma en una agonía ante la muerte: Antígona, su amante Hemón y su madre Euridice se suicidan.
Está claro, Antígona representa a la mujer que lucha para hacer prevalecer la Ley Natural y Creonte encarna la Ley Positiva: la Ley del Estado frente al Derecho Natural de la Ciudadanía. Antígona cree que enterrar a los muertos es un rito sagrado que existe desde los primeros tiempos de la humanidad y que funda un derecho que está por encima de lo que el Gobierno establezca. De hecho, la Ley Natural es el fundamento de los Derechos Humanos. Antígona se basa en la tradición, Creonte en normas para garantizar el orden; en el amor de familia la una y en la imposición por el miedo el otro. ¿Quién tiene la razón? El coro, la gente, la Ciudadanía, harta del poder político y sus contradicciones, intereses e ineficacia y a deseo de reivindicar y recuperar su condición de ciudadano cree en Antígona y la apoya.
Por otra parte, retomando el relato de la Odisea, Sófocles cuenta que Electra era hija de Agamenón, el Rey de Micenas, y de Climenestra y tenía dos hermanos, Orestes y Crisótemis. Al regreso de la guerra de Troya, Agamenón es asesinado por su esposa y su amante Egisto, supuestamente en venganza por el sacrificio de su hija Ifigenia. Ante este asesinato, Electra se llena de odio y rencor contra la nueva pareja. Involucrada con su hermano Orestes llevan a cabo una argucia que desencadenará por venganza de su padre la muerte de su madre y de su amante en el palacio del Reino de Argos.
Tampoco hay duda, Electra representa la sed de venganza. Es la mujer que reacciona ante la injusticia cometida contra su padre, la que espera a su hermano, la que no tiene el apoyo de su hermana, la que sufre por la traición de su madre. Todo un paradigma heroico de la pasión y los sentimientos de rencor y odio ante la desolación y la impotencia. Electra es también, desde un punto de vista más psicológico, el prototipo de hija que se enfrenta a la madre porque ha perdido al padre; de aquí el complejo de Electra, la versión femenina del complejo de Edipo.
Y tú mismo, ¿con quién te identificas? ¿Con la naturaleza femenina de Antígona que se enfrenta al poder político establecido? ¿O te convence más el papel de legislador insensible que ejerce Creonte? ¿Quién sabe, si te gusta la postura de las hermanas de Antígona y Electra que se lavan las manos y no quieren comprometerse? ¿Y qué te parece Orestes que sale en defensa de su hermana y se implica en su lucha? O, como le ocurre a Electra ¿tal vez sientes indignación y rabia por alguna injusticia cometida o padecida?
En cualquier caso y sea como fuere, relájate, respira hondo y disfruta del placer escénico, porque tú mismo vas a ser el protagonista de estas dos grandes obras.

Juan Carlos Ochoa Abaurre es Profesor-Tutor de Pensamiento Clásico, UNED-Pamplona.

La Cava echa el Telón con el espectáculo : Federico García



La obra que ha cerrado La Cava ha sido Federico Garcia

La Cava acoge Retrato de Ludmilla en Nina Simone



Buena noche de teatro, con un 60 por ciento de aforo

El Festival de Teatro de Olite pone el broche final a esta 20ª con Gelajauziak



Interpretado por Kukai Dantza y el coreógrafo Cesc Gelabert.

La Carpa se convierte en un orfanato Judio de Varsovia



Vaivén Producciones recrea ese orfanato y propone al público vivir las últimas horas, sentándolo en mesas y literas junto a los actores

 

DOS OPTICA